Fisioterapia infantil: una opción terapéutica para el desarrollo motor

La fisioterapia infantil o pediátrica es una especialidad de la fisioterapia que se ocupa de prevenir, tratar y rehabilitar las alteraciones del movimiento y la funcionalidad en los niños y adolescentes. Su objetivo es favorecer el desarrollo psicomotor, mejorar la calidad de vida y la autonomía de los menores con problemas de origen congénito o adquirido.

  • Estimula el crecimiento y el desarrollo óptimo de los huesos, los músculos y las articulaciones.
  • Previene y corrige las deformidades posturales, como la escoliosis, la cifosis o los pies planos.
  • Mejora la coordinación, el equilibrio, la fuerza y la resistencia muscular.
  • Favorece la integración sensorial y la percepción del propio cuerpo.
  • Potencia las habilidades motrices finas y gruesas, como la manipulación, el agarre, la marcha o el salto.
  • Alivia el dolor y las molestias asociadas a algunas patologías, como el cólico del lactante, las cefaleas o las migrañas.
  • Facilita la respiración y la oxigenación de los tejidos.
  • Aumenta la autoestima, la confianza y la motivación de los niños.

¿Qué técnicas se utilizan en la fisioterapia infantil?

Los fisioterapeutas infantiles emplean una variedad de técnicas y recursos adaptados a las características y necesidades de cada niño.

El método Bobath

Se basa en la inhibición de los patrones anormales de movimiento y la facilitación de los normales mediante estímulos táctiles, visuales y auditivos. Se aplica principalmente en niños con alteraciones neurológicas, como parálisis cerebral, espina bífida o síndrome de Down.

La terapia de locomoción refleja

Consiste en provocar reflejos automáticos de locomoción mediante la estimulación de puntos específicos en las extremidades inferiores. Se utiliza para mejorar el aprendizaje y el control de la marcha en niños con retraso psicomotor o lesiones medulares.

El masaje respiratorio

Se trata de aplicar presiones y movimientos rítmicos sobre el tórax y el abdomen para favorecer la eliminación de secreciones, mejorar la ventilación pulmonar y prevenir las infecciones respiratorias. Se indica en niños con problemas respiratorios, como asma, bronquitis o fibrosis quística.

El pilates

Es un método de ejercicio físico que combina el trabajo muscular, la respiración y la concentración. Mejora la postura, la flexibilidad, el tono muscular y el equilibrio. Se recomienda en niños con problemas posturales, escoliosis o hipotonía muscular.

La osteopatía pediátrica

Es una terapia manual que busca restablecer el equilibrio del organismo mediante la corrección de las disfunciones estructurales, viscerales y craneales. Se emplea en niños con cólico del lactante, tortícolis congénita, plagiocefalia o alteraciones digestivas.

¿Dónde encontrar un buen fisioterapeuta infantil?

La fisioterapia infantil es una especialidad que requiere una formación específica y una experiencia profesional en el ámbito pediátrico. Por ello, es importante elegir un fisioterapeuta infantil que esté debidamente cualificado y que ofrezca un servicio de calidad y confianza.

Uno de los centros de referencia en fisioterapia Almería es Fisioal, que cuenta con más de 30 años de experiencia en el campo de la fisioterapia y la osteopatía. Puedes visitar su página web para conocer más sobre sus servicios y solicitar una cita presencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *